¿Tu empresa tiene 20 o más empleados? ¿Hacéis compras de forma periódica?

Escríbenos a: grandescuentas@bruneau.es y un comercial de grandes cuentas de tu zona se pondrá en contacto contigo

Orden y clasificación:
5 trucos para una oficina "top"

Para trabajar en buenas condiciones es indispensable tener una oficina limpia y bien ordenada.
Basta con tirar lo inservible y (re)colocar cada cosa en su sitio. Sí, es fácil decirlo...
Para ayudarte en esta tarea pesada pero inevitable, te ofrecemos algunos trucos y consejos.
Orden y clasificación:
5 trucos para una oficina top
1

ELIMINA LOS TRASTOS VIEJOS

Una de las reglas de oro del bienestar en la oficina es saber desprenderse de las cosas inútiles. Informes, facturas, notas de reunión... Ya sabes, todo eso que uno guarda "por si...". Coge aire, remángate, ten la papelera a mano y empieza: tira todo aquello que lo merezca. Sin contemplaciones.

Al contrario, para no tirar lo que no debes, tómate también tu tiempo y revisa los documentos realmente importantes de conservar, como facturas o contratos.
2

CLASIFICACIÓN INTELIGENTE

Nos ocuparemos ahora de esos documentos que has decidido conservar. La idea es clasificarlos correctamente (por orden alfabético, fecha, importancia...) y sobre todo poder volver a echar mano de ellos si lo necesitas.

Para ello, utiliza las soluciones de archivo que te parezcan: subcarpetas de colores, organizadores de cajones, cajas y contenedores de archivo... Sobran herramientas; solo hace falta encontrar las adecuadas.
3

AHORA, A COLOCAR

¿Todo clasificado? Ahora, colócalo todo en armarios, cajoneras o muebles auxiliares. Intenta guardar cerca los documentos que puedes necesitar de vez en cuando y coloca el resto en sitios más apartados para que no estorben en tu espacio de trabajo.

Si no dispones de sitio, el archivo digital puede ser una solución excelente. Escanea los documentos y grábalos en un disco duro o en otros soportes informáticos.
Clasifica y coloca tus documentos
4

LA SELECCIÓN, FUNDAMENTAL PARA EL ORDEN

Igual que los documentos en papel, los electrónicos también merecen una criba. Ve en orden y suprime las carpetas inútiles y obsoletas. Agrupa los documentos a archivar graba en un instante las carpetas en un disco duro externo. Limpia también tu bandeja de emails suprimiendo los más antiguos y clasificando por remitente o tema aquellos que debas conservar.5

UN GOLPE DE ESCOBA Y LISTO

Ahora que está todo bien ordenado, tu oficina merece un poco de limpieza. Abre las ventanas y adelante.
Comienza por la pantalla: utiliza un spray o toallitas sin alcohol, que atraparán el polvo. Después pasa un paño de microfibras para retirar los restos.En el teclado, ratón, teléfono fijo: utiliza spray de aire comprimido para retirar el polvo y utiliza toallitas desinfectantes para eliminar los gérmenes (sobre todo del teléfono)Para las demás superficies, pásales un paño con un producto de limpieza adaptado al material.Y no te olvides de la silla: el aspirador es esencial para eliminar el polvo. Y, ya que estás, aspira también el suelo.Y ahora que por fin se respira limpieza, ¡a trabajar!Limpia tu puesto de trabajo
Comparte: